This is our war (I)

— ¡Estoy cansada de tantas trifulcas! —protestó Emily.
La desaparición de Jeremy, dos semanas atrás, había causado una profunda aflicción en su hermana. Los conflictos en Ripertohon no habían cesado y tanto Linda como Scott habían decidido abandonar la gran ciudad antes de que las cosas fueran a peor, si eso era posible. Los bombardeos se oían desde el valle de Dorunpel, un lugar en el que hasta hace pocos meses reinaba una paz capaz de envolverlo todo. Cada día aparecían más cadáveres a lo largo de las calles, más guardias de la Compañía amedentraban a los ciudadanos y, por si fuera poco, el rey había desertado.
— Debemos tener fe, pronto esta pesadilla habrá concluído —intentó convencerla Jon.
— ¿Confiar? ¿En qué o quién? Estamos solos. Nadie vendrá a ayudarnos y en cuestión de días tú y yo no seremos más que cadáveres —gruñó entre sollozos.
Jon sintió como su propio corazón se despedazaba ante aquel desconsuelo. Quería decirle que todo saldría bien y que no se derramaría más sangre inocente, pero sabía que eso sería mentirle. Ella tenía razón, estaban solos.
— Esta es nuestra guerra —susurró Emily entre lágrimas.

17 comentarios:

  1. Las guerras son algo terrible. Demasiado dolor a cambio de ¿qué? De nada, realmente.

    Me gusta tu forma de escribir, te sigo :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho el texto, la verdad. Y digo lo mismo que Sasha, las guerras no llegan a nada.
    Espero que todo les salga bien a Emily y a Jon.

    Besitos <3

    ResponderEliminar
  3. Te acabo de descubrir y es posible que me quede rondando por aquí :) Me ha llamado la atención este comienzo. Como bien dicen por ahí arriba, las guerras son nefastas y deberían evitarse a toda costa; sin embargo, también supone un cambio transformado en revolución. No es una excusa, pero es una opción.

    Estaré esperando por más :D ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Puede ser que las guerras demuestren lo peor del otro, tanto en debilidades como en fortalezas:)
    Bello blog!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el relato! Acabo de descubrir este pequeño rincón y estoy segura de que volveré.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu comentario en mi blog he venido a parar a este rincón y pienso quedarme porque me gustas como escribes. Ya mismo te sigo!

    (sonrisas sinceras)

    ResponderEliminar
  7. gracias por seguirme, me ha encantado tu blog. este comienzo es grandioso, las guerras por mas feas que sean nunca dejan de llamar la atención.

    te sigo reina.
    waffles con canela (L)

    ResponderEliminar
  8. :O quiero leer más :D OH SI !
    Te sigo genia, escribis re lindo, ahora voy a chusmiar tus entradas anteriores.
    Mucha suerte bonita :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Gracias por comentar! :3

    Pues si lo que te gusta es el drama xD ¡es mi tema! Si te interesa, publico una blognovela que es de ese género; no quiero hacer spam xD así que la puedes encontrar en mi perfil. Échale un vistazo^^.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Uau! IMPRESIONANTE!
    Ahora mismo te empiezo a seguir! Me encanta!

    ResponderEliminar
  11. Uoh! Mehaencantado. Sinceramente veo más este relato como una novela, y que sepas que me han entrado unas ganas locas de saber toda la historia.

    p.D Di Hola a tu seguidora nº9 :)

    ResponderEliminar
  12. Que genial trocito : )
    Me ha gustado captas la atmósfera que reina en los tiempos de guerra. De verdad, me ha encantado.
    Te sigo, sin pensarmelo dos veces!

    ResponderEliminar
  13. genial blog! las guerras siempre son terribles u.u

    ResponderEliminar
  14. Quizás no era su guerra al principio, pero se volvió suya en el momento en que los involucró y les hizo temer por sus vidas.

    Me encantó, me hacían falta ese tipo de relatos :)

    ResponderEliminar

Y tú, forastero, ¿qué me quieres decir? Siéntete libre de formular tu opinión, siempre que el respeto esté presente en el comentario.

(SPAM no, gracias)